lunes, 31 de mayo de 2010

ENGUR: El Osirión de Abidos

El Abdju (Abidos), la Ciudad Sagrada de Osiris-Saam, era lo suficientemente importante como para que cada egipcio hiciera un peregrinaje allí, por lo menos una vez en su vida. La palabra sumeria Abzu es muy similar al jeroglífico egipcio Abdju (en egipcio no existe la Z).

Una correspondencia en lenguaje moderno podría ser esclarecedora: ABSOLVER, del latín Absolvo-Absolvere. Absolver las infracciones a través de un sacramento de penitencia es exactamente lo que hacían los iniciados egipcios cuando se presentaban en el Osirión de Abdju (Abidos).

El santuario principal de Enki-Saam estaba situado en Eridu, en Mesopotamia. Este templo acuático que simbolizada las aguas primordiales, llevaba el nombre de ÉABZU (La Casa del Abzu). Según la tradición, cuando él no estaba en el propio Abzu (el mundo subterráneo), Enki usualmente vivía en este tipo de templos con su esposa, en donde eran acompañados por los Abgal (Seres Anfibios), que más adelante se convirtieron en Sacerdotes/Purificadores.

El término Abzu llegó a servir para designar partes de ciertos santuarios asociados con extensiones de masas de aguas naturales o artificiales, en forma de estanques y matorrales de rosas y árboles sagrados.

En Egipto, el templo acuático de Osiris en Abdju (Abidos) nos da solamente una pequeña idea de los «Santuarios del Abzu» mesopotámicos de los cuales sólo permanecen muy pocos vestigios hoy en día. Pero es sin lugar a dudas la primera de una serie dedicada a Enki-Osiris.

Abydos era una necrópolis donde todos los soberanos egipcios tenían sus sepulcros. Su divinidad local era Khentamentiu, «El Primero de los Occidentales», es decir el primer dios venido de «Occidente». Occidente era considerado por los egipcios como el lugar de origen de sus ancestros. Esta era la tierra de A'amenptah (Atlántida), el país de Ptah.

Este «Primero de los Occidentales» no era otro que Saam-Enki, antes de que le fuera atribuida la designación de Usir (Osiris) en el momento de su muerte.

Parks encuentra una forma egipcia de Engur en el jeroglífico En-Khu-Ur («Para el Orgullo del Príncipe»), que resulta ser el plano del Osirión en Abdju. ¡El jeroglífico En-Khu-Ur y el signo cuneiforme Engur son muy parecidos!


Ubicación del Engur (Osirión), en Abydos.

Una controversia se ha prolongado durante muchos años sobre si los bloques de piedra utilizados en estructuras como el Osirion (arriba) y las pirámides son de las canteras de piedra caliza o de hormigón, vertido y moldeado en el lugar. Parks está convencido de que los bloques de construcción utilizados en estas estructuras, no sólo en Egipto sino en Centro y Sudamérica, son efectivamente fabricados.

Parte de la superficie del suelo a los pies de la Gran Pirámide. El moldeado es evidente, imposible crear tal pavimentación por otros medios.

Piedra de la Gran Pirámide. Una partícula fina en la superficie parece de plástico. ¡Esta piedra está tibia en la sombra, donde la piedra natural estaría fría! Implica un mayor calor específico y/o alguna diferencia en la distribución de bolsas de aire, etc.

Templo del Valle, frente a la Esfinge. Observe cuidadosamente los ángulos y cómo ciertas piedras forman ángulos. Sobre todo, observe cómo estas piedras se asemejan a las de las estructuras de América del Sur, como en Cuzco. Estos bloques ciclópeos son del mismo tipo que los del Osirión en Abydos.

Templo del valle. La piedra central posee cinco esquinas, cuando una habría sido suficiente. Esta proeza sólo se podría haber logrado por moldeo. La misma tecnología que exhibe la cultura indígena de México y América del Sur. No puede ser otra cosa que de moldeo.

Imagen que llamó la atención a Parks. Al ampliar el zoom sobre la piedra superior, ¡Se encontraron conchas! Pero no hay crustáceos en el Nilo (que es de agua dulce), por lo tanto, esta imagen indica que el Osirión estuvo cubierto por el mar en algún momento. Y eso significa que el Osirión es anterior a la última gran inundación mundial que tuvo lugar hace más de 12.000 años. Al menos, esto es una prueba complementaria.

Reconstrucción del Engur original, según las indicaciones de Parks.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada