domingo, 1 de febrero de 2009

Lanzando el Hechizo

Extracto de «Lanzando el Hechizo», Capítulo 20 de «El Mayor Secreto: El Libro que Cambiará el Mundo», de David Icke.


Todo existe en un campo de energía, un modelo vibracional único de energía, creada por pensamiento y emoción. Todo lo que existe es esta misma energía, estos modelos infinitos crean infinitas formas, al igual que el agua puede manifestarse como líquido, nubes, vapor y hielo. Se ven y se sienten muy diferentes, pero son agua en distintas formas.

Algunos modelos de energía se manifiestan como el cuerpo humano, otras como la mente humana, otras más como aves, árboles, insectos, agua, cielo y aire. En el nivel de energía pura todo está conectado con todo lo demás. No existe un nosotros y un ellos, sólo nosotros y, en última instancia, 'Yo'. Potencialmente tenemos la habilidad de acceder a toda la energía y, como energía y conciencia son lo mismo, la habilidad o capacidad de acceder a la conciencia total, la mente infinita, que llamamos 'Dios'.

Este 'Dios' no está separado de nosotros, es nosotros y nosotros somos él. Somos un aspecto de la mente infinita (como lo son los reptiles y todo lo que existe) y, por lo tanto, tenemos el potencial para conectarnos con toda la mente infinita porque, en nuestra más elevada expresión, eso es lo que todos somos. Todo. Somos como gotitas en un océano infinito, individuos hasta cierto punto, pero juntos hacemos el todo, la suma total de gotitas. Sin las gotitas no puede existir el océano. Sin embargo, la cuestión es: ¿Con cuánto de este océano nos estamos conectando?

Si es una fracción diminuta, usted vivirá en un capullo, un cascarón de huevo, como lo llamo, desvinculado de su potencial infinito de conocimiento, amor, comprensión y sabiduría. Vivirá una vida previsible, dominada por la preocupación y el miedo y creerá que es común y corriente, y que no tiene el poder de controlar su propio destino.

Si abre su mente y su corazón y escapa del capullo, se conecta con más y más del infinito y, al hacerlo, comprende que es más que un cuerpo físico experimentando un tiempo de vida sin sentido. Usted es una conciencia infinita experimentando este mundo como parte de su eterno viaje de evolución a través de la experiencia. Usted es todo y tiene el potencial de saber todo y hacer todo.

Encarcelamiento y Libertad.



Ahora, ¿cuál de esos dos estados de ser es más fácil de controlar?

Por supuesto, la respuesta es obvia y explica tanto sobre el mundo que hemos visto a través de la historia humana conocida. Este es el por qué de que el conocimiento de quiénes somos realmente ha sido sistemáticamente destruido en la arena pública. Será imposible manipular de la manera que hemos visto, a los humanos que comprenden su verdadera naturaleza, poder y valor. Sólo desvinculando a la humanidad de este conocimiento ha sido posible orquestar la agenda de la Hermandad reptiliana por miles de años.

La creación de la religión y la 'ciencia' oficial ha sido fundamental para ese fin y, como hemos visto, las mismas corrientes de sociedades secretas fueron responsables de establecer ambas. La individualización del concepto de 'Dios' en un hombre, una forma física, ha suprimido la comprensión de que todo es Dios. Tanto que decir que tú eres Dios invita a enorme ridículo o vituperio, como sé que sucedió cuando hablé de eso en público, en Gran Bretaña a principios de la década de 1990. Se ha convertido en una blasfemia decir lo que eres, lo que todos somos.

Para aquellos que no se tragan la religión, tenemos la ciencia de «este mundo es todo lo que existe» que niega la mismísima existencia de la naturaleza infinita y eterna de la vida. El plan de la Hermandad ha sido programar y manipular tanto la percepción que la humanidad tiene de sí misma y de la creación, que nos desconectamos de nuestro infinito multidimensional y operamos a una fracción diminuta de nuestro potencial. Pero los reptiles son también una expresión del infinito y nos ofrecen una experiencia que podemos usar para evolucionar, al igual que los que desafían el control de los reptiles les ofrecen a ellos una experiencia.

Los humanos están aprendiendo qué pasa cuando ceden su poder y este grupo reptil está por aprender las consecuencias de abusar de él. Al final, es un juego, un juego llamado evolución, aprender a dominar nuestra mente y emociones. Lo que he descrito en este libro es una experiencia evolutiva para todos los involucrados. Todos tomamos decisiones y hacemos elecciones y enfrentamos las consecuencias. Esas consecuencias son las que estamos experimentando ahora. Si realizamos nuevas elecciones, crearemos consecuencias diferentes.

Tenemos el control de nuestro destino, y las personas están despertando a eso.

Los reptiles han recluido tanto de la conciencia humana en la prisión de la cuarta dimensión inferior del miedo, culpa, y frustración. Sólo abriendo nuestros corazones y mentes podemos escapar y volver a conectarnos con nuestro yo infinito. El amor es la respuesta.



Los reptiles manipulan desde la cuarta dimensión inferior, el llamado rango de frecuencia bajo astral. Para controlar este planeta, tienen que mantener a la masa de la humanidad en ese nivel, o por debajo, y desconectarlos de cualquier cosa superior.

Cuando esto se comprende, lo que ha sucedido en el mundo y está todavía sucediendo, de nuevo cobra perfecto sentido. Crucial para mantener la psique humana en desconectada ignorancia, es la manipulación de la emoción de frecuencia vibratoria baja, miedo, culpa, resentimiento, aversión de sí mismo y condena de otros que, finalmente, son todas expresiones del miedo.

Estas son las mismas emociones que resuenan en el rango de frecuencia de la cuarta dimensión inferior y, una vez que sucumbimos a la dominación de estas emociones, sucumbimos al control de la conciencia de los reptiles. Nótese que yo dije dominación. Sentir estas emociones como parte de la experiencia de vida está bien. Es importante en nuestra evolución hacia una mayor comprensión y sabiduría.

Es cuando estas emociones lo controlan todo que el foco de su psique se conecta con la cuarta dimensión inferior a tal grado que la conciencia de los reptiles puede conectarse e infiltrarse en sus modelos de pensamiento. Así que la Hermandad utiliza horrendos rituales y sacrificios satánicos para sincronizar a sus iniciados con la longitud de onda de los reptiles. También buscan estimular los rasgos de carácter de nuestro Complejo R, la parte reptil de nuestro cerebro, que se manifiesta como agresión, ritualismo, deseo de estructura jerárquica y demás.

Lo que estoy sugiriendo aquí sobre la naturaleza de la vida no es una teoría. Puede demostrarse. Científicos e investigadores en los Estados Unidos de América han demostrado que la emoción del miedo resuena una pauta vibratoria baja, de una larga longitud de onda, mientras que la emoción que llamamos amor resuena como una pauta vibratoria alta, una corta longitud de onda. Esto es en extremo importante por esta razón, como el autor, investigador y arqueólogo Gregg Braden muestra en su video, Despertar Al Punto Cero, el material genético del cuerpo humano es un transmisor y receptor de frecuencias muy sofisticado.

Los experimentos muestran que, cuando colocas una porción de ADN, el diseño genético del cuerpo, en un tubo de electrones, los electrones se forman juntos en la misma pauta del ADN. Cuando quitas el ADN, los electrones mantienen la misma pauta. En otras palabras, el ADN está constantemente influyendo en la energía a nuestro alrededor. Nuestro estado de ser influye en el mundo, segundo a segundo. Cuando cambias tus actitudes y estado de ser cambias el todo, porque tú eres parte del todo, de hecho tú eres el todo. ¿Todavía te sientes común y sin poder?

Tenemos dentro de nosotros una serie de micro antenas llamadas aminoácidos que interactúan con el ADN y, de acuerdo con Braden, existen 64 códigos genéticos humanos (o antenas) potenciales para transmitir y recibir frecuencias. En resumen, un potencial de 64 antenas para conectarnos con frecuencias mayores y dimensiones superiores de nosotros mismos.

Pero también dice que sólo 20 están activadas, mientras 44 permanecen 'apagadas'. Esto significa que nuestra habilidad para conectarnos con nuestro completo poder, sabiduría y potencial está masivamente socavada. No hay duda de que el hecho de que usamos sólo una fracción del potencial de nuestro cerebro es también consecuencia de esto. La investigación realizada por el Instituto HeartMath y otros en los Estados Unidos de América ha demostrado además que estas 'antenas' en el ADN se activan o se cierran por las longitudes de onda de la emoción que constantemente pasan a través del ADN.

La emoción de miedo (de la cual derivan todas las emociones negativas) es una longitud de onda larga y lenta, y puede disparar sólo unas pocas de nuestras antenas potenciales. Pero el amor (del cual derivan todas las emociones positivas) es una longitud de onda corta y rápida y así pone en acción muchas más de estas antenas.


El miedo es una longitud de onda larga y lenta y activa muy pocas de nuestras 'antenas' de ADN que nos conectan con el cosmos.

El amor es una longitud de onda corta y rápida que activa muchas más antenas y nos reconecta con todo lo que existe.



Así cuando estamos bajo el influjo (hechizo) del miedo nos desvinculamos de nuestra verdadera conexión con el infinito y vivimos nuestras vidas dentro de una pequeña gotita de conciencia, el cascarón de huevo. Cuando expresamos la emoción del amor nos reconectamos con nuestro yo multidimensional y nuestro potencial se vuelve infinito debido a que nosotros nos volvemos infinitos. Nos reconectamos con el océano, con 'Dios'.

Hay otra manera de poner esto. Nuestra conciencia es una serie de campos de energía interconectados. Tenemos nuestro intelecto, emociones, espíritu y etc., todos resonando a frecuencias diferentes, pero impregnándose unas a otras a través de unos vórtices conocidos como chakras, palabra sánscrita que significa 'rueda de luz'. Como lo mencioné anteriormente, es a través de estos vórtices, chakras, que se pasan los desequilibrios emocionales al nivel mental y, si continúan, al nivel físico.

Así es cómo el estrés causa enfermedades y el por qué de que dejamos de pensar claramente cuando estamos afectados emocionalmente. Encontramos los siete chakras principales entre la parte inferior de la columna vertebral y la parte superior de la cabeza, como se muestra en la Figura.




Los tres más bajos nos conectan a la tierra y los tres superiores nos conectan al espíritu, al «océano».

En un estado ideal, un ser humano es la conexión entre lo físico y lo espiritual: Cielo y Tierra. El punto de equilibrio en el sistema de chakras es el chakra del corazón desde el que expresamos la emoción de amor u odio, las expresiones más altas y más bajas del rango de frecuencia de este chakra. Esto es el origen detrás del simbolismo del corazón y el amor. Hoy el amor se relaciona con el corazón físico, pero es realmente el corazón espiritual, el chakra del corazón, el que fue la inspiración para este simbolismo.

Cuando usted está expresando amor en su sentido verdadero y más puro, el amor incondicional y que no juzga, como lo llamamos, ese chakra de corazón se abre como una flor y gira muy rápidamente con poder enorme. ¡Flower power! Este resuena su completa conciencia inferior a la frecuencia del amor puro y, al hacerlo, lo reconecta con sus dimensiones más altas que resuenan a esa frecuencia de amor. No me importa quién es usted o qué ha hecho usted, su alma es amor puro. No me importa si usted es un reptil en otra dimensión, la Reina de Inglaterra, George Bush, Henry Kissinger, quién sea, su alma es amor puro.

Lo que ha ocurrido, sin embargo, es que su conciencia inferior se ha desconectado de ese nivel más alto de sí y una vez que eso ocurre la conciencia inferior puede hacer algunas cosas increíblemente horrendas. ¿Pero cómo pueden reconectar con su identidad verdadera —amor puro— mientras están resonando tal odio? No pueden. Como con todos nosotros, la única manera de reconectarse con el amor puro es expresar y vivir el amor puro. Para hacer eso, por supuesto, deben dejar su deseo de controlar y dominar porque mientras continúan con ese Programa se quedarán separados de sus personalidades infinitas.

En cambio, han buscado manipular a la humanidad hacia un rango más inferior de conciencia. Los reptiles y otras entidades de la cuarta dimensión inferior están ellos mismos en una prisión de conciencia y quieren que la humanidad viva en una más pequeña. Es interesante que el pintor surrealista holandés, M. C. Escher, retrata reptiles atrapados en una prisión de tiempo y espacio como puede ver en la Figura.

Los reptiles simbólicamente atrapados en tiempo y espacio.


Yo siento que esa es la situación y, hasta que cambien, permanecerán en esa prisión, incapaces de evolucionar al infinito. Su propósito es mantenernos ahí con ellos. Los métodos de los reptiles para lograr esto a través de miles de años han sido (nada sorprendente dada esta evidencia) a través de la emoción del miedo. Las constantes guerras, atrocidades terroristas, preocupaciones financieras, y los incontables acontecimientos negativos maquinados por la Hermandad han sido diseñados, de manera abrumadora, para mantener a la humanidad en total estado de miedo, y así limitada y desconectada de su yo verdadero. El estímulo del odio, resentimiento, venganza y condenación (todas manifestaciones del miedo) no sólo se han añadido a esto, han asegurado las condiciones para más conflicto y miedo. Todavía más miedo, en cantidades inimaginables, ha sido estimulado mediante la religión.

El miedo de Dios (miedo de uno mismo), y el miedo a la muerte y 'su' juicio. Sucede lo mismo con la 'ciencia', y el miedo a morir y caer en el olvido. La humanidad está consumida y abrumada por el miedo y sus multifacéticas expresiones y ese es el por qué estamos desvinculados de quienes somos. La Hermandad Babilónica se ha asegurado que permanezcamos ignorantes controlando lo que se enseña en las escuelas y universidades, las instituciones de la 'ciencia' y, por lo tanto, lo que los medios de comunicación consideran posible y creíble, en su arrogante y patético rechazo de todo lo que desafía la 'norma'.

La humanidad pasa su vida viendo una película en la pantalla y creyendo que es real, mientras que el mundo, como realmente es, permanece oculto. Los periodistas no reportan lo que está sucediendo en el mundo, están reportando el argumento de la película. Yo llamo a CNN el canal de las películas. Hay un bono extra para los manipuladores del miedo. Toda vez que alguien está en miedo, cede su poder a cualquiera que crea que puede protegerlo. La técnica que llamo problema-reacción-solución es la manipulación del miedo.

Es el miedo, y sus retoños, como el resentimiento, lo que estimula los clamores de «Algo debe hacerse» después de las guerras y otras atrocidades que luego conducen a los testaferros de la Hermandad a ofrecer sus soluciones.

Están encarcelados en la cuarta dimensión inferior por sus propias actitudes y hasta que no abran sus corazones, no pueden escapar. Los reptiles necesitan amor más que nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada